jueves, 24 de diciembre de 2009

CARTELES: El cartel, una estructura que sólo tiene una función: el trabajo.





El cartel, una estructura que sólo tiene una función: el trabajo.
autor: François Couture


El cartel no es un encuentro de ideas entre algunas personas. Es en principio, nos dice Lacan en su Proposición del 9 de octubre, "la condición de admisión a la Escuela". Es miembro — de la Escuela — aquel que participa en un cartel de esta escuela; porque incluso si la palabra (cartel) evoca cuatro, en realidad, viene de la palabra "cardo[1]", GOND[2]. Un cartel, es la bisagra entre la escuela y sus miembros, un ugar de compromiso en la escuela. Este compromiso significa "producir un trabajo" en el curso del cartel — donde pueda articularse lo real de la cura analítica, lo que evita las discusiones sin continuidad, (à bâtons rompus[3]).
El cartel no es entonces la práctica analítica, sino lo que puede sostener el lazo social de una comunidad de psicoanalistas.
El cartel es también una especia de "palabra plena", en el sentido en que más allá de las personas a las que nos dirigimos, se apunta a alcanzar a alguien o a algo otro.  Es decir entonces, que el cartel es un espacio donde debe manifestarse la subjetividad –en el sentido lacaniano del término-, un espacio apto para hacer surgir lo inconsciente. Es por lo que hay que dar un estilo analítico a las reuniones de un cartel.  Cada uno que tome acta[4] de esto.


Un cartel: cuatro "más-un" (plus-un)
Para constituir un cartel, se requieren cuatro personas,  luego elegir en común un objeto de trabajo y un quinto miembro del cartel ("más-una persona"). Luego, en el momento en que esta estructura está constituida, todos los miembros  — los cartelizantes — pueden ocupar la función del más-uno. El más-uno es en efecto una posición en el grupo, un lugar intercambiable que torna posible el funcionamiento del grupo. Es sobre qu(e)ien puedo apoyarme para hablar : el discurso de los cartelizantes gira alrededor de un pivote, que constituye el más-uno.
El más-uno, es también ese(aquel) que, en el grupo, sostiene el deseo. Sostén que puede hacerse de muchas formas: hablando, callando, prestando su casa para que el cartel tenga lugar, etc. Para articularlo de otro modo, digamos que el mas-uno es un significante que mantiene la estructura de lo inconsciente en el cartel.
Es decir que toda jefatura o toda dirección en el sentido de actitud magistral de alguno de los cartelizantes, es excluida de esta estructura. El cartel, es entonces "otra forma de anudarse" para producir un trabajo, para elaborar entre varios lo que sólo muy difícilmente se elaboraría solo.




La Escuela Lacaniana de Montreal favorece la formación de carteles facilitando los contactos entre las personas deseosas de participar en ellos. Para hacerlo, basta con manifestar su interés por correo electrónico. Una vez que el cartel está constituido, sus miembros tienen a continuación la responsabilidad de encontrar un quinto cartelizante. Luego, juntos:
. Eligen un objeto común de trabajo;
. Inventan las modalidades de trabajo del cartel (frecuencia, producción, etc.);
. Se eligen individualmente un tema de trabajo individual.
Ex: si el cartel tiene por objeto comentar el Seminario XIV de Lacan, un cartelizante puede elegir estudiar en él, la topología; otro, las relaciones entre fantasma y deseo, etc.
Señalamos para terminar que no es necesario ser miembro de la ELM para participar en uno de sus carteles, pero es necesario estar inscrito en un cartel para convertirse en miembro de la ELM. Finalmente, para que un cartel sea inscrito en la ELM, es necesario obtener el consentimiento de todos sus cartelizantes.
François Couture




Referencias: Jacques Lacan, Proposición del 9 de octubre
Lettres de l’École freudienne, Jornadas de abril 1975, nº 18, abril 1976




[1] Ntr: dice de los términos, cardinal, calle, pivote, eje, bisagra, gozne, pernio. Como cardinal, dice de la orientación geográfica para designar el eje norte-sur, alrededor del cual pivotea, gira, la bóveda celeste. En la estructura urbanística romana de fundación de ciudades, nacido de los mojones etruscos, un cardo es un eje de vía norte-meridional que estructura las calles. Aún entre nosotros está la calle real…, en los pueblos, éste es su origen. Significa entonces Calle en las ciudades, entre nosotros existe esta nomenclatura, calle tal, carrera tal, nº tal. De cardo se pasa entonces a cardinal, adjetivo, y de ahí a puntos cardinales. En roma, en la encrucijada del cardo y el decumanus (este - oeste) de una ciudad, se encontraba en las afueras, el foro romano. El termino decumanus, se sustituye luego, cuando hay varias calles y carreras en una ciudad, por maximus, de donde la expresión de cardo a maximus.  Como bisagra, gozne, pernio, el término cardo, gond en francés, es un herraje articulado que posibilita el giro de puertas, ventanas o paneles de muebles.   En sentido figurado, en francés hay una locución verbal que dice “sortir de ses gonds”, como quien dice entre nosotros, salirse de sus carriles, hacer salir, poner a alguien por fuera de sus gonds (bisagras), excitar tanto la cólera que se está por fuera de sí mismo.  
[2] Ntr; leer nota anterior sobre el término cardinal etc.
[3] Ntr: expresión francesa, probablemente originaria de la edad media a una forma de tapicería que no era un dibujo, sino palos entremezclados “palos rotos”. Entre los militares expresa el latir del tambor “sin ton ni son”, que significa dar dos golpes sucesivos con cada junquillo, sin producir rodadura alguna.
[4] Ntr: "acte", nota, pero también acto, acto analítico, y acta… como acta de reuniones, pero más aún como acta de nacimiento.


-----
fuenteinicio1, inicio 2, siguiente texto.
-----

_________________________





CART(ELM) virtuel
_________________________



1 comentario:

  1. Muy bueno el artículo. Saludos desde Buenos Aires,
    Alicia Villoldo de Botana

    ResponderEliminar